La Patrulla Fronteriza incursiona campamento de ayuda humanitaria en ataque dirigido

Contacto: Alicia Dinsmore
520-240-1641, correo electrónico, Twitter @NoMoreDeaths

Jueves, 15 junio, 18:00 horas, Arivaca, Arizona: Con la temperatura a más de 100 grados Fahrenheit, la Patrulla Fronteriza Estadounidense incursionó al campamento de asistencia médica de la organización humanitaria No Más Muertes y detuvo a cuatro personas quienes recibían atención médica de emergencia. Esta obstrucción a la prestación de ayuda humanitaria es un abuso flagrante por parte de la agencia policiaca, una clara violación de leyes internacionales humanitarias, y una violación del acuerdo escrito entre la organización y la Patrulla Fronteriza del Sector de Tucson.

Un helicóptero, 15 camiones y 30 agentes armados descendieron al puesto de ayuda médica para detener a cuatro personas recibiendo auxilio médico de emergencia en calor mortal del verano.

La Patrulla Fronteriza comenzó a vigilar el campamento de No Más Muertes el martes, 13 de junio alrededor de las 4:30 p.m. Agentes en camiones, a pie, y en cuatrimotos rodearon la instalación de ayuda, y establecieron un retén en la entrada de la propiedad para interrogar sobre su ciudadanía a la gente saliendo. La pesada presencia de las fuerzas policiacas ha impedido el acceso a la ayuda humanitaria crítica para personas necesitadas durante este período de temperaturas altas y mortales. Estos eventos siguen la tendencia bajo la administración Trump de vigilancia incrementada a los proveedores de ayuda humanitaria.

Esta tarde, en una muestra de fuerza sin antecedentes, unos 30 agentes armados entraron al campamento con al menos 15 camiones, unos cuatrimotos y un helicóptero para detener a cuatro pacientes que recibían atención médica.

Durante los últimos 13 años, No Más Muertes ha proveído comida, agua y atención médica a personas cruzando a pie el desierto de Sonora. La crisis humanitaria continúa, causada por la política de la frontera, ha cobrado la vida de más de 7000 personas desde 1998. Al promedio se encuentran restos humanos cada tercer día en el desierto de Arizona.

Kate Morgan, Coordinadora de Defensa y Documentación de Abusos de la organización, dijo: “No Más Muertes ha documentado las muertes y desapariciones de cientos de migrantes en el corredor Arivaca de la frontera sur. La incursión de hoy en la estación de asistencia médica es inaceptable y una ruptura en nuestros acuerdos de buena fe con la Patrulla Fronteriza para respetar el trabajo crítico de No More Deaths.

John Fife, uno de los fundadores de No More Deaths, comentó que “Desde 2013, el sector de Tucson de la Patrulla Fronteriza ha fijado a un acuerdo escrito con No Más Muertes (NMM) que respetarán el campamento NMM como una instalación médica bajo las normas internacionales de la Cruz Roja, que prohíbe la interferencia del gobierno en los centros de ayuda humanitaria. Ese acuerdo ahora ha sido violado por la Patrulla Fronteriza bajo las circunstancias más sospechosas. La Patrulla Fronteriza reconoció que siguieron a un grupo por 18 millas, pero sólo después de que los migrantes buscaron tratamiento médico, la Patrulla Fronteriza trató de arrestarlos. La elección de interceptar a estas personas sólo después de entrar en el campo No Más Muertes es una evidencia directa de que se trata de un ataque directo a la ayuda humanitaria. Al mismo tiempo, el pronóstico del tiempo es para las temperaturas mortales y más altas que normales.

Las personas que atraviesan las regiones remotas y peligrosas de la frontera con México muchas veces evitan buscar atención médica urgente, porque temen ser deportadas y encarceladas. Por esta razón, una estación en el desierto dedicada a la ayuda humanitaria es una herramienta esencial para preservar la vida. Este ataque directo a ayuda médica crítica es una reflección del desprecio que la administración Trump tiene por las vidas de los migrantes, haciendo un viaje peligroso aún más mortal.

A pesar de todo, No Más Muertes sigue comprometido con nuestra misión de acabar con la muerte y el sufrimiento en el desierto y seguirá proporcionando ayuda humanitaria, como lo hemos hecho durante los últimos 13 años.

Share