Cuatro conjuntos de restos humanos encontrados por trabajadores de ayuda humanitaria en cinco días cerca de Ajo

Contacto: Genevieve Schroeder
520-240-1641, correo electrónico, Twitter @NoMoreDeaths

Durante la primera semana de exploración de un nuevo programa de voluntariado en el área de Ajo, Arizona, trabajadores de ayuda humanitaria descubrieron cuatro conjuntos de restos humanos esqueléticos en cinco días. Uno de los conjuntos de restos fue recuperado en el área de la montaña Hat el 18 de diciembre del 2016, los otros tres fueron posteriormente recuperados en el valle Growler. Los voluntarios son de No Más Muertes Tucson, No Más Muertes Phoenix y los Samaritanos de Ajo. Estos tres grupos están realizando un esfuerzo colaborativo para aumentar la ayuda humanitaria en un corredor migratorio remoto y mortal.

Límite del Barry M. Goldwater Bombing Range, en el corredor de Ajo. Foto: No Más Muertes.

El corredor de Ajo se caracteriza por un calor extremo, fuentes de agua poco frecuentes, sombra escasa, cañones y acantilados abruptos, y vastas extensiones desérticas. Esta área comprende la ruta más larga de sur a norte en toda la zona fronteriza que no cruza ningún camino pavimentado—alrededor de 70 millas aéreas. Este camino recorre el Monumento Nacional Organ Pipe Cactus, el Refugio Nacional de Vida Silvestre Cabeza Prieta y el Barry M. Goldwater Bombing Range. En todas estas áreas, el camino de acceso para los grupos de ayuda humanitaria es restringido parcial o completamente. En los últimos 20 años, muchos restos humanos se han recuperado en este corredor, pero principalmente en áreas cercanas a caminos de acceso público.

Por lo que sabemos de lo letal y remoto del corredor de Ajo, entendimos que enfocando la atención en estas áreas remotas muy probablemente nos llevaría a encontrar restos humanos, pero eso no hace que esos descubrimientos sean menos trágicos. Nuestro informe más reciente de documentación de abusos se enfoca en la crisis de desaparición en la zona fronteriza y trata de aumentar la conciencia sobre las numerosas familias que están buscando a sus seres queridos. Nuestros esfuerzos en el área de Ajo seguirán llamando la atención sobre esta realidad.

Como siempre, pedimos que los responsables de la política fronteriza de Estados Unidos y los agentes que individualmente hacen cumplir estas políticas reconozcan las consecuencias trágicas de la política de Prevención por Disuasión y que la paren inmediatamente y desmilitaricen la frontera. Hacemos un llamado a las agencias del orden público que son las encargadas de recuperación de restos humanos que implementen protocolos para asegurar que sus representantes sean capacitados para hacer recuperaciones completas y respetuosas, a fin de que ayuden a los examinadores médicos a identificar restos y proveer el cierre a las familias que buscan a sus seres queridos. Pedimos al Servicio de Parques Nacionales, al Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y al Cuerpo de Marines de los Estados Unidos que inicien o continúen un diálogo con grupos de ayuda humanitaria sobre cómo prevenir muertes en las áreas bajo su jurisdicción.


Foto destacada: No Más Muertes. El valle Growler, en el corredor de Ajo.

Share